Luis Fernando Sotelo Zambrano fue detenido en el contexto de la tercera Acción Global por Ayotzinapa, la tarde del 5 de noviembre de 2014. El pasado 20 de septiembre, después de 1 año y 9 meses de prisión, fue sentenciado a 33 años con 5 meses de prisión y una multa de $519,815.25 por los delitos de ataques a la vías de comunicación, a la paz pública y daño calificado. Dicha sentencia es un ejemplo más de la política de represión ejecutada por el gobierno de la Ciudad de México, en contra del activismo y la organización.

El pasado 28 de septiembre, Luis Fernando se declaró en huelga de hambre indefinida, acción a la que se suman Fernando Bárcenas (Reclusorio Norte), detenido en el contexto de la primera movilización contra el alza a la tarifa del Sistema de Transporte Colectivo Metro; Abraham Cortés (Reclusorio Norte), detenido de forma arbitraria durante la marcha del 2 de octubre de 2013; y Miguel Peralta Betanzos (Penal de Cuicatlán, Oaxaca), detenido el 30 de abril de 2015 de forma arbitraria. En todos estos casos, tanto las acusaciones como los procesos han sido poco claros.

Hoy es imprescindible la solidaridad. ¡Libertad a todos los presos políticos del país!


por TOR - Octubre 2016



___________________________________________
[Número 19, Año 3, Octubre-Noviembre, 2016]
¡Libertad a todos los presos políticos del país!