9 años de lucha y organización

Exposiciones

La concepción del arte dentro del sistema capitalista suele ejercer coerción sobre la práctica artística. Los artistas, objetos, museos y galerías se han visto profundamente influenciados por el sistema de producción y mercantilización dominante. De hecho, los museos y galerías surgen como requerimiento del mercado para exhibir la mercancía producida por los artistas. Como resultado, la experiencia artística y su socialización está al alcance sólo de unos cuantos.
La concepción de la Galería Autónoma CU parte de que la cultura es ante todo un ejercicio de la acción política y juega un papel no siempre develado en la lucha ideológica y en la lucha de clases. No por ello tratamos de preponderar las determinaciones culturales sobre las políticas o económicas, sino conocer y transformar los modos en que se articulan. La tarea sería hacer un arte al servicio de la revolución y una revolución al servicio del arte.
Así pues, la cultura y sus diferentes manifestaciones adquieren especial relevancia cuando los sujetos de la misma adquieren conciencia de su quehacer señalando los problemas actuales de su sociedad. La construcción de nuevas prácticas culturales es más que necesaria en el mundo de hoy, donde la crisis social y económica se intenta contener con medidas que sólo anuncian nuevas tormentas, en nuestro país donde la complicidad de los dueños de todo avanza contra los derechos de los trabajadores y del pueblo.
Se trata sobre todo de generar, desde abajo, los espacios para la producción, reproducción y socialización de los objetos culturales y artísticos, mismos que deberían comprenderse como parte del todo social. Se trata de tejer organización para enfrentar, desde las trincheras que brinda la política y la cultura, la criminalización y la persecución creciente contra los que desde abajo se organizan.





INCIO