Pronunciamiento ante los recientes acontecimientos en San Francisco Xochicuautla

12 abril, 2016

Esta mañana, llegaron al poblado otomí ñätho de San Francisco Xochicuautla, espejo 6 del Congreso Nacional Indígena (CNI), y que nos recibió en diciembre de 2014 durante el Festival Mundial de las Resistencias y las Rebeldías; funcionarios del Gobierno del Estado de México, representantes de la empresa Grupo Higa y más de 400 granaderos con la misión de allanar, desalojar y reprimir a los habitantes opositores a la construcción de la autopista privada Toluca-Naucalpan. Sin importar el amparo otorgado por la Suprema Corte de Justicia a la comunidad, que le concede la suspensión definitiva al decreto de expropiación de las tierras de San Francisco Xochicuautla emitido por Enrique Peña Nieto, el Gobierno del Estado de México ejerce la fuerza a favor de los dueños del dinero.

El trazo de la autopista dividirá al pueblo de Xochicuautla en dos, despojará a la comunidad de sus tierras, deforestará y será el inicio del desarrollo comercial que los poderosos afanosamente buscan para su beneficio. Por ello se impulsa desde el poder como una victoria necesaria para todos los niveles del Gobierno y para las empresas nacionales y transnacionales en su intento por implantar una serie de megaproyectos, tanto en el estado de México, como en otros territorios del país. En todas partes, estos megaproyectos han sido impugnados y combatidos por las comunidades, mismas que han emprendido luchas legales y políticas por la defensa de su territorio. Sin embargo, donde las batallas legales han sido ganadas como en el caso de Xochicuautla, todos sabemos que las leyes siempre beneficiarán a los poderosos y les permitirán la impunidad. Nosotros somos quienes debemos pararlos.

Permitir esta victoria al enemigo equivale a abrir la puerta al despojo, la represión y la muerte, no sólo del territorio como fuente de vida de la comunidad, sino de éste como espacio de cultura, de tradiciones, de lucha y de resistencia. No permitamos que el enemigo avance. Nos sumamos al llamado del pueblo ñätho de San Francisco Xochicuautla a estar atentos a la situación de hostigamiento y violencia que en estos momentos se vive al interior de la comunidad.

Asimismo, repudiamos enérgicamente el uso de la violencia para allanar y desalojar a sus pobladores y responsabilizamos al Estado y a sus tres niveles de gobierno por el daño ocasionado y por la represión ejercida en contra de los pobladores, observadores de derechos humanos, organizaciones e individuos solidarios con la comunidad.

Por la defensa del territorio
¡Alto a la represión en San Francisco Xochicuautla!
¡El territorio y la comunidad no se venden, se aman y se defienden!
Tejiendo Organización Revolucionaria
Ciudad de México 11 de abril 2016